El ritmo no para chez lanvin

Tras celebrar su décimo aniversario en marzo, el chorreo de hits no cesa chez Lanvin. Esa otra renovada casa de costura que junto a Dior, Balenciaga o Balmain, se resiste a morir de éxito. Con el blanco y el negro como conductores de la sofisticación y sus ya famosas asimetrías, drapeados, lazos, bodys -en este caso bañadores que se combinan con pantalones de talle bajo o faldas asimétricas- y hombreras como ingredientes base en su puchero de glamour, Alber Elbaz contrarresta el ornamento en algunos de sus diseños, sus cuellos, cinturas y muñecas metálicas, la sobremanipulación de esos tejidos que tan sutilmente repliega, con cortes limpios y colores joya.

 

Galería de imágenes: 

Fuente: http://smoda.elpais.com/articulos/lanvin-primavera-verano-2013/2474